Proyecto Ecomuseo de Paria – Venezuela | Introducción | La idea del Ecomuseo de Paria se sustenta en los principios que los franceses Georges Henri Riviere y Hughes de Varine-Bohan, considerados los “padres del Ecomuseo”, enarbolaron partiendo de que un Ecomuseo es “Un centro museístico orientado sobre la identidad de un territorio, sustentado en la participación de los habitantes y en el crecimiento, bienestar y el desarrollo de la comunidad” Georges Henri Riviere señalaba que un Ecomuseo es un “instrumento que el poder político y la población conciben, fabrican y explotan conjuntamente. El poder con los expertos, las instalaciones y los recursos que pone a disposición. La población, según sus aspiraciones, sus conocimientos y su idiosincrasia”. Para el Consejo Internacional de Museos (ICOM) un “Ecomuseo sería una institución que gestiona, estudia y valora – con finalidades científicas, educativas y en general culturales – el patrimonio global de una comunidad específica, incluido el ambiente natural y cultural del medio. De este modo, un Ecomuseo es un vehículo para la participación cívica en la proyección y en el desarrollo colectivo” En este sentido, un Ecomuseo plantea la idea de la apropiación del territorio y su interpretación, la búsqueda de la memoria colectiva y la creatividad popular. La memoria colectiva de la población es el elemento primigenio de un Ecomuseo, del que se ocupan no ya algunos investigadores científicos aislados, sino la comunidad dirigida por las fuerzas vivas que se encuentran o se desarrollan en el seno de la misma. Vale destacar, que en función de su geografía económica y humana un Ecomuseo puede tener una línea dominante, pero esa línea dominante solo se toma en cuenta en la medida en que ha contribuido y contribuye a modelar la personalidad social y cultural de la población. La conocida como Mesa Redonda de Santiago de Chile en 1972 dejó claro que “el Museo es una institución al servicio de la sociedad a la que pertenece y posee en sí mismo los elementos que le permitan participar en el proceso de formación de la consciencia de la comunidad a la que sirve” Un Museo tradicional es una colección adquirida a través de compras, donaciones, legados, etc, mientras que un Ecomuseo es el Patrimonio, como lo señalaba Hughes de Varine–Bohan en 1976, “el objeto, el patrimonio, era considerado un fin en sí mismo. El Museo estaba a su servicio y el público era admitido a contemplarlo sin tocarlo, a menudo sin comprenderlo. Invirtamos entonces el orden de los factores y consideremos la cuestión a partir del público, o más bien a partir de dos tipos de usuarios: la sociedad y el individuo. En lugar de estar al servicio del objeto, pongámonos al servicio del hombre” En otro sentido, la museóloga venezolana, Milagros Gómez de Blavia, señalaba en 1985 que no puede “concebirse hoy en América Latina un museo abocado exclusivamente al patrimonio y que deje de lado el desarrollo” El Museo tradicional es un edificio, el Ecomuseo es un territorio. Para el investigador Mauricio Muggi, un Ecomuseo es un museo basado en un pacto con el que la comunidad se hace cargo de un territorio. Valdría la pena señalar que un territorio no es solo una superficie física, sino también una compleja estratificación de elementos ambientales, culturales y sociales que definen un patrimonio local determinado. El Museo Tradicional se debe a sus visitantes, el Ecomuseo a la comunidad. La Red Europea de los Ecomuseos establece que un “Ecomuseo es un proceso dinámico con el cual las comunidades preservan, interpretan y valoran su patrimonio para el desarrollo sostenible. Un Ecomuseo se funda en un acuerdo con la comunidad” Formulación del problema El Ecomuseo de Paria estará ubicado en Venezuela, específicamente en el estado Sucre, que se encuentra geográficamente, en el extremo nor-oriental del país y tiene una superficie de 11800 Km2. Según el censo (2011), cuenta con una población de 1.175.814 habitantes, cifra que lo ubica en el puesto Nº 10 de la población nacional. El estado posee 15 municipios y su capital es la ciudad de Cumaná, que se le conoce como la primogénita del Continente Americano y fue fundada en 1515. En este estado se localizan las penínsulas de Paria y Araya y tres parques nacionales: El Parque Nacional Mochima, Parque Nacional Península de Paria y el Parque Nacional Turuépano. El territorio del Ecomuseo de Paria estaría conformado inicialmente por los Municipios Arismendi, Bermúdez, Benítez, Cajigal y Libertador que juntos suman una superficie de 5364 Km2. y una población de 308.459 habitantes. Por estos municipios pasa la troncal 09, eje vial de primer orden que une a la región capital con la región nor-oriental, parte desde Caracas y culmina en la ciudad de Guiria atravesando en sentido este- oeste los municipios que conformarán el Ecomuseo de Paria. Desde el punto de vista ambiental el territorio donde se ubicará el Ecomuseo presenta principalmente tres ecosistemas de bosques: nublados costeros, seco tropical y húmedo premontano. El principal elemento del paisaje cultural que conforma el Ecomuseo de Paria son las plantaciones de Cacao en todas sus variantes. El Cacao es una planta que se desarrolla bajo sombra, pero dentro de condiciones especiales de luminosidad y distribución o provisión de agua. Sin embargo, la población asentada en el territorio donde estaría el Ecomuseo de Paria, padece problemas característicos de los países con muy bajo crecimiento económico, relacionados con educación de poca calidad, ausencia de tecnología, falta de infraestructura de salud, saneamiento ambiental y seguridad alimentaria, desigualdad en los derechos de las mujeres, pérdida de biodiversidad, degradación de la tierra y el resurgimiento de enfermedades tropicales como el paludismo, la enfermedad de Chagas y la leishmaniasis. Justificación Las principales actividades que va a acometer el Ecomuseo de Paria para disminuir los problemas antes mencionados serán la investigación, conservación, difusión y valoración del patrimonio natural y cultural de la zona para incidir en la participación ciudadana que permita alcanzar un desarrollo sostenible que genere bienestar colectivo y disminuya las desigualdades sociales de la zona. Objetivos Los objetivos planteados en este proyecto se han basado en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible, adoptado por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2015. La agenda plantea 17 objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas: económica, social y ambiental. En este sentido, el presente proyecto girará en torno al objetivo 17 de dicha agenda, que señala: Alianzas para lograr estos objetivos. Objetivo General: Contribuir al desarrollo sostenible de la región de Paria en Venezuela, a través de la creación del Ecomuseo de Paria. Objetivos específicos: • Establecer las alianzas necesarias con los actores sociales, ambientales, económicos y turísticos de la región de Paria. • Vincular el proyecto del Ecomuseo con la comunidad local para lograr su participación en la gestión y promoción del mismo. • Preservar el patrimonio cultural y natural de la región de Paria. • Aproximar el patrimonio cultural y natural a todos los visitantes del Ecomuseo. • Recuperar el patrimonio industrial relacionado con la principal actividad económica de la zona como lo es el cultivo del cacao.

Un pensamiento en “Proyecto Ecomuseo de Paria – Venezuela | Introducción | La idea del Ecomuseo de Paria se sustenta en los principios que los franceses Georges Henri Riviere y Hughes de Varine-Bohan, considerados los “padres del Ecomuseo”, enarbolaron partiendo de que un Ecomuseo es “Un centro museístico orientado sobre la identidad de un territorio, sustentado en la participación de los habitantes y en el crecimiento, bienestar y el desarrollo de la comunidad” Georges Henri Riviere señalaba que un Ecomuseo es un “instrumento que el poder político y la población conciben, fabrican y explotan conjuntamente. El poder con los expertos, las instalaciones y los recursos que pone a disposición. La población, según sus aspiraciones, sus conocimientos y su idiosincrasia”. Para el Consejo Internacional de Museos (ICOM) un “Ecomuseo sería una institución que gestiona, estudia y valora – con finalidades científicas, educativas y en general culturales – el patrimonio global de una comunidad específica, incluido el ambiente natural y cultural del medio. De este modo, un Ecomuseo es un vehículo para la participación cívica en la proyección y en el desarrollo colectivo” En este sentido, un Ecomuseo plantea la idea de la apropiación del territorio y su interpretación, la búsqueda de la memoria colectiva y la creatividad popular. La memoria colectiva de la población es el elemento primigenio de un Ecomuseo, del que se ocupan no ya algunos investigadores científicos aislados, sino la comunidad dirigida por las fuerzas vivas que se encuentran o se desarrollan en el seno de la misma. Vale destacar, que en función de su geografía económica y humana un Ecomuseo puede tener una línea dominante, pero esa línea dominante solo se toma en cuenta en la medida en que ha contribuido y contribuye a modelar la personalidad social y cultural de la población. La conocida como Mesa Redonda de Santiago de Chile en 1972 dejó claro que “el Museo es una institución al servicio de la sociedad a la que pertenece y posee en sí mismo los elementos que le permitan participar en el proceso de formación de la consciencia de la comunidad a la que sirve” Un Museo tradicional es una colección adquirida a través de compras, donaciones, legados, etc, mientras que un Ecomuseo es el Patrimonio, como lo señalaba Hughes de Varine–Bohan en 1976, “el objeto, el patrimonio, era considerado un fin en sí mismo. El Museo estaba a su servicio y el público era admitido a contemplarlo sin tocarlo, a menudo sin comprenderlo. Invirtamos entonces el orden de los factores y consideremos la cuestión a partir del público, o más bien a partir de dos tipos de usuarios: la sociedad y el individuo. En lugar de estar al servicio del objeto, pongámonos al servicio del hombre” En otro sentido, la museóloga venezolana, Milagros Gómez de Blavia, señalaba en 1985 que no puede “concebirse hoy en América Latina un museo abocado exclusivamente al patrimonio y que deje de lado el desarrollo” El Museo tradicional es un edificio, el Ecomuseo es un territorio. Para el investigador Mauricio Muggi, un Ecomuseo es un museo basado en un pacto con el que la comunidad se hace cargo de un territorio. Valdría la pena señalar que un territorio no es solo una superficie física, sino también una compleja estratificación de elementos ambientales, culturales y sociales que definen un patrimonio local determinado. El Museo Tradicional se debe a sus visitantes, el Ecomuseo a la comunidad. La Red Europea de los Ecomuseos establece que un “Ecomuseo es un proceso dinámico con el cual las comunidades preservan, interpretan y valoran su patrimonio para el desarrollo sostenible. Un Ecomuseo se funda en un acuerdo con la comunidad” Formulación del problema El Ecomuseo de Paria estará ubicado en Venezuela, específicamente en el estado Sucre, que se encuentra geográficamente, en el extremo nor-oriental del país y tiene una superficie de 11800 Km2. Según el censo (2011), cuenta con una población de 1.175.814 habitantes, cifra que lo ubica en el puesto Nº 10 de la población nacional. El estado posee 15 municipios y su capital es la ciudad de Cumaná, que se le conoce como la primogénita del Continente Americano y fue fundada en 1515. En este estado se localizan las penínsulas de Paria y Araya y tres parques nacionales: El Parque Nacional Mochima, Parque Nacional Península de Paria y el Parque Nacional Turuépano. El territorio del Ecomuseo de Paria estaría conformado inicialmente por los Municipios Arismendi, Bermúdez, Benítez, Cajigal y Libertador que juntos suman una superficie de 5364 Km2. y una población de 308.459 habitantes. Por estos municipios pasa la troncal 09, eje vial de primer orden que une a la región capital con la región nor-oriental, parte desde Caracas y culmina en la ciudad de Guiria atravesando en sentido este- oeste los municipios que conformarán el Ecomuseo de Paria. Desde el punto de vista ambiental el territorio donde se ubicará el Ecomuseo presenta principalmente tres ecosistemas de bosques: nublados costeros, seco tropical y húmedo premontano. El principal elemento del paisaje cultural que conforma el Ecomuseo de Paria son las plantaciones de Cacao en todas sus variantes. El Cacao es una planta que se desarrolla bajo sombra, pero dentro de condiciones especiales de luminosidad y distribución o provisión de agua. Sin embargo, la población asentada en el territorio donde estaría el Ecomuseo de Paria, padece problemas característicos de los países con muy bajo crecimiento económico, relacionados con educación de poca calidad, ausencia de tecnología, falta de infraestructura de salud, saneamiento ambiental y seguridad alimentaria, desigualdad en los derechos de las mujeres, pérdida de biodiversidad, degradación de la tierra y el resurgimiento de enfermedades tropicales como el paludismo, la enfermedad de Chagas y la leishmaniasis. Justificación Las principales actividades que va a acometer el Ecomuseo de Paria para disminuir los problemas antes mencionados serán la investigación, conservación, difusión y valoración del patrimonio natural y cultural de la zona para incidir en la participación ciudadana que permita alcanzar un desarrollo sostenible que genere bienestar colectivo y disminuya las desigualdades sociales de la zona. Objetivos Los objetivos planteados en este proyecto se han basado en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible, adoptado por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2015. La agenda plantea 17 objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas: económica, social y ambiental. En este sentido, el presente proyecto girará en torno al objetivo 17 de dicha agenda, que señala: Alianzas para lograr estos objetivos. Objetivo General: Contribuir al desarrollo sostenible de la región de Paria en Venezuela, a través de la creación del Ecomuseo de Paria. Objetivos específicos: • Establecer las alianzas necesarias con los actores sociales, ambientales, económicos y turísticos de la región de Paria. • Vincular el proyecto del Ecomuseo con la comunidad local para lograr su participación en la gestión y promoción del mismo. • Preservar el patrimonio cultural y natural de la región de Paria. • Aproximar el patrimonio cultural y natural a todos los visitantes del Ecomuseo. • Recuperar el patrimonio industrial relacionado con la principal actividad económica de la zona como lo es el cultivo del cacao.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *