La Ciudad Universitaria de Caracas. Patrimonio de la Humanidad declarada por la UNESCO el 02 de diciembre 2000.

» Los Venezolanos estamos acostumbrados a construir sobre escombros. Ella ha sido diseñada con un limite de capacidad. Los gobiernos no tienen por que sobresaturarla, sino iniciar nuevos proyectos para construir mas universidades. La Ciudad Universitaria, cuando la termine, debe ser conservada sin ninguna alteración, Sus jardines son parte de su belleza y cuando los arboles crezcan mas bella sera todavía».

Carlos Raul Villanueva – El Nacional 03 de diciembre de 1953.

El Colapso.

Como todos comprenderán hoy me encuentro entre la tristeza y la rabia. No ha habido nadie que no sintiera como suya esta herida fatal que refleja la lamentable situación del país. Esta es la imagen donde se muestra claramente el punto de fractura. La columna está intacta. Seguramente el acero estaba ya en mal estado porque desde hace tiempo sabemos que el concreto es permeable y no ha habido diligencia en la conservación y mantenimiento de los pasillos. En alguna que otra imagen se puede ver que en algunos casos hasta plantas han crecido. La obstrucción de los desagües, la acumulación de hojas y la falta de impermeabilización, junto al peso del agua fueron un cóctel letal. Lo más triste es ver que la columna fue “pintada” y el problema más importante no fue estudiado. La primera piedra es para el régimen que ha estrangulado financieramente a la Universidad y que no se ha preocupado en lo más mínimo por la conservación de nuestro patrimonio. Pero las autoridades universitarias tienen también su parte de responsabilidad. Yo confieso que después de batallar por veinte años con distintos rectores y decanos, una vez que eliminaron la última Comisión de Conservación que era la única instancia donde participaba la Fundación Villanueva y que tenía la virtud de no estar constituida por representación de cargos universitarios, decidí cerrar ese capítulo para dedicarme al patrimonio bajo mi responsabilidad, Caoma y Sotavento, que ya es un buen trabajo. En fin, hoy me tomare dos valerianas para poder dormir.

Texto de Paulina Villanueva – Directora de la Fundación Villanueva

www.fundacionvillanueva.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *