Inscripciones abiertas para el XVIII Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) | La Gestión Cultural y el Turismo Sostenible 2030. Para mayor información escribir a cursogerenciacultural@gmail.com

Nogarq Arquitectura is inviting you to a scheduled Zoom meeting.

Topic: NOGARQ CURSO AVANZADO INTERNACIONAL DE GERENCIA CULTURAL
Time: Jun 22, 2022 08:30 AM Caracas

Join Zoom Meeting
https://us02web.zoom.us/j/88100928561?pwd=R74ft9GmhlKCKXiEDovMho9-kAp0yA.1

Meeting ID: 881 0092 8561
Passcode: 292921

Continuando con las actividades del Ecomuseo de Paria en el marco del Programa de Cooperación Interinstitucional de Rutas e Itinerarios Culturales se realizo la II parte del proyecto con un Encuentro con la comunidad indígena Warao asentada en el territorio, específicamente en la comunidad de María López en la población de Guariquen(Parroquia Unión, Municipio Benítez, estado Sucre) en el marco del Decenio de las Lenguas Indígenas (2022 – 2032) y en la comunidad de Guárico abajo en la Cerbatana del municipio Arismendi de la Península de Paria.

A pesar de las adversidades se pudo realizar todas las actividades programadas en el marco del Programa de Cooperación Interinstitucional Rutas e itinerarios Culturales en Venezuela. Las II Jornadas Internacionales Cooperación para el Desarrollo: Cultura y Educación para alcanzar los ODS y el II Simposio Patrimonio Industrial Venezolano: Rutas e Itinerarios Culturales del Ecomuseo de Paria fueron el epicentro en donde los tres pilares que conforman el proyecto del Ecomuseo de Paria, Territorio, Comunidad y Patrimonio, se juntaron para consolidar una idea y una acción para el desarrollo sostenible. Con las siguientes imágenes se presenta fiel testimonio de todo lo realizado y acontecido.

En Caño Ajíes, municipio Benítez de la Península de Paria realizamos conjuntamente con el Proyecto Catch Up, Fundación Vuelta larga, Organización Otro Rio Caribe Posible, Fundación Ayuda en Acción y miembros de la comunidad organizada de esa localidad un extenso programa de acción social bajo la dirección de la Dra. Isabel Chávez Pinto, líder del Proyecto Catch Up. También realizamos un reconocimiento del territorio acompañados del equipo de Turismo y Cultura de la Alcaldía del Municipio Benítez en el Parque Nacional Turuepano, Balneario de Sabacual y Aguas Termales de Aguascalientes.

En el Complejo Cultural Luis Manuel Peñalver de la Universidad de Oriente (UDO) en Cumaná, presentamos ante las autoridades del equipo Rectoral el proyecto del Ecomuseo de Paria a cargo del Doctor Arquitecto Federico Soriano, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). En Rio Caribe, capital del municipio Arismendi del estado Sucre organizamos conjuntamente con la Organización Otro Rio Caribe Posible el Foro Mujeres Emprendedoras de Paria (MEPARIA). En este foro participaron valientes y entusiastas mujeres emprendedoras de Arismendi y conto con la presencia de José Guerra, Alcalde del Municipio Arismendi y de la diputada Mary Benere del Consejo Legislativo del estado Sucre y representante del movimiento de emprendedoras – Venezuela Emprende.

Las Rutas e Itinerarios Turísticos Culturales del Ecomuseo de Paria lo iniciamos en la sede social de la Fundación San José, ubicada en Carúpano, Virginia Blasini y todo su equipo nos dispenso una linda y emotiva bienvenida, cruzamos la calle para encontrarnos con la gente de la Fundación Museo Histórico de Carúpano, su presidenta Milagros Rosario y su directiva estaban allí atentos a todas nuestras dudas y preguntas en relacion al estado actual del Museo Histórico de Carúpano, para luego trasladarnos a Destilería Ron Carúpano donde la Maestra Carmen López de Bastidas y sus colaboradores después de una visita a sus instalaciones, permitieron que degustáramos sus maravillosos rones 18 y 21 años premiados y reconocidos como los mejores del mundo. La hacienda San José, nos recibió con la amabilidad de Xiomara, Armando y Gabriel Orozco, excelente técnico y mejor anfitrión para encontrarnos con los cacaos finos de aroma que cultivan desde hace mas de un siglo en El Pilar. El Campamento Vuelta Larga y Daniel Muller a cargo nos adentraron en las alternativas y soluciones para recuperar esas instalaciones en un futuro no muy lejano.

Una vez finalizadas las sesiones teóricas de las II Jornadas Internacionales Cooperación para el Desarrollo; Cultura y Educación para alcanzar los ODS y el II Simposio Patrimonio Industrial Venezolano: Rutas e Itinerarios Culturales del Ecomuseo de Paria en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural en Caracas, emprendimos viaje hacia la Península de Paria para realizar las actividades programadas relacionadas con la Ruta Cultural del Cacao y la Ruta del Patrimonio Industrial Lago de Asfalto de Guanoco en el marco del Programa de Cooperación Interinstitucional Rutas e Itinerarios Culturales. El equipo estuvo conformado por los Doctores Arquitectos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Federico Soriano y Joaquín Ibañez, Museóloga Silvia Fuentes – Coordinadora General de la Hacienda La Trinidad Parque Cultural en Caracas, Dra. Isabel Chávez Pinto – Líder del Proyecto Catch Up, Rosaleixa Guerra Tineo – VP Proyectos Editoriales – Editorial Arte, Carmen García y Jaime Lodeiros de la Fundación Ayuda en Acción y José Luis Figueroa Sánchez, coordinador del Ecomuseo de Paria.

Hacia los 250 años del nacimiento de Aimé Jacques Alexandre Bonpland | 1773 -2023

Ruta Humboldt & Bonpland

Friedrich Heinrich Alexander Humboldt y Aimé Jacques Alexandre Bonpland llegaron a Cumana  un 16 de julio de 1799. Esa fecha marca el primer contacto de Humboldt y Bonpland con el mundo hispano-americano Habían partido del puerto de A Coruña un 5 de junio con una breve escala en la isla de Tenerife donde ascienden al volcán del Teide el 21 de junio de ese año.

En ese momento la ciudad primogénita del continente americano era la capital de la Provincia de Nueva Andalucía y Paria que formaba parte de la Capitanía General de Venezuela. Durante el tiempo que estuvieron en Cumana el rio Manzanares fue una presencia abrumadora, vital y cotidiana y permanecieron en la ciudad hasta el 18 de noviembre de ese año (1 estancia) cuando navegan hasta el puerto de la Guaira.

A mediados de agosto de 1800 llegan de nuevo a Cumana donde pasan unos meses luego de regresar de su viaje por por el rio Orinoco,. antes de partir al puerto de la Habana en Cuba donde llegan un 19 de diciembre de 1800.

“Al amanecer del 16 de julio de 1799, una frondosa costa apareció extendida ante sus ojos. Cuando se aproximaron surgió el castillo de Cumaná, San Antonio, resplandeciendo blanco entre las palmeras. Toda la escena la enmarcaban las montañas que se elevaban entre la bruma matutina: » A las nueve de la mañana- apuntó Humboldt-, cuarenta y un días desde nuestra partida de La Coruña, echamos anclas en el puerto de Cumaná»… Humboldt diría más tarde que siempre que pensaba en la América española, sería la imagen de Cumaná y sus alrededores lo que aparecería en su mente: ¡ Qué coloridas son las aves, los peces, incluso los cangrejos (azules celeste y amarillos)¡ No hacemos más que corretear de acá para allá como locos, y durante los tres primeros días no éramos capaces de identificar nada en absoluto: nos pasamos la vida desechando una cosa para poder recoger la siguiente. Bonpland me asegura que va a perder la razón si las maravillas no dejan de surgir pronto, { } Lo presiento, voy a ser muy feliz aquí”

Tomado del Libro ALEXANDER VON HUMBOLDT – EL ANHELO POR LO DESCONOCIDO de Maren Meinhardt, Turner, 2019, paginas, 165 – 167.

“El 16 de julio de 1799, cuarenta y un días después de salir de La Coruña, apareció en el horizonte la costa de Nueva Andalucía, hoy parte de Venezuela. Su primera vista del Nuevo Mundo fue una voluptuosa franja verde de palmeras y plataneros que bordeaba la orilla, detrás de la cual Humboldt vislumbraba altas montañas cuyas cumbres lejanas asomaban a través de las nubes. A kilómetro y medio hacia el interior estaba Cumaná, una ciudad fundada por los españoles en 1523 y casi destruida por un terremoto en 1797, dos años antes de la expedición. Cumaná seria su hogar durante los meses siguientes. El cielo era de un azul perfecto y no había una brizna de bruma. El calor era intenso y la luz, deslumbrante. En cuanto Humboldt bajo del barco, introdujo su termómetro en la blanca arena: 37,7 ªC, anotó en el cuaderno. Cumaná era la capital de Nueva Andalucía, una provincia en la capitanía general de Venezuela” Tomado del Libro LA INVENCION DE LA NATURALEZA – EL NUEVO MUNDO DE ALEXANDER VON HUMBOLDT de Andrea Wulf, Taurus, 2016, página 73.

Durante su estancia en Cumana emprendieron dos cortos viajes al interior de la provincia, uno a la península de Araya y otro más largo que duro veinte días (del 4 al 24 de septiembre) donde se encuentran con la famosa Cueva del Guácharo. Hoy conocida como el Monumento Natural Alejandro de Humboldt, el primer monumento natural decretado en Venezuela un 15 de junio de 1949.

En Cumana observaron un eclipse solar, fueron testigos de un importante sismo y observaron “un inexplicable fenómeno atmosférico a la puesta del sol, una roja neblina aparecía en el horizonte, elevándose poco a poco y cubriendo en pocos minutos la bóveda celeste” durante su estancia recolectaron plantas y observaron un ecosistema que por primera vez estudiaban en el denominado “Nuevo Mundo”.

Impactos de la Ruta HUMBOLDT & BONPLAND

En la CIUDAD DE CUMANÁ:

Intervenciones urbanísticas necesarias, como:

  • Obras de saneamiento
  • Obras de renaturalización en las orillas del Manzanares, el puerto y la costa
  • Implantación de infraestructuras de uso público diverso (transporte, parques, mercados, escenarios)
  • Proyectos sociales (sanear zonas de vivienda, implantar proyectos culturales)
  • Movilización de fondos para estas intervenciones (nacional e internacional)
  • Foco de interés internacional
  • Ejemplo de proyecto piloto

SOBRE EL RÍO MANZANARES:

  • Renaturalización: la orilla parece estar en su estado natural en largos tramos
  • Descontaminación: carencias en el sistema de filtración / depuración
  • la meta debe ser que el río una a sus dos orillas, no las separe
  • Agua como medio de transporte (botes, lanchas)

En la VIDA DE LOS HABITANTES:

  • Salubridad
  • Ocio
  • Economía

SOBRE LA ZONA:

  • Rescate y conservación del patrimonio histórico
  • Establecimiento del concepto de turismo sostenible
  • Impulso a la iniciativa privada y a las pequeñas y medianas empresa: hostales, restaurantes, alquileres (bicis, caballos), guías turísticos.
  • infraestructura y mantenimiento paisajístico (caminos, pueblos)
Ficha técnica:
Título: Pico Bolívar, Mérida-Venezuela.
Autor: Consuelo Vargas R.
Fecha: 2019
Técnica: fotografía digital
Instagram @consuelo_vargas_rodriguez

Bolívar y Humboldt: 200 años después | Mi delirio sobre el Chimborazo.

El 22 de junio de 1802 Alexander Von Humboldt al que Simón Bolívar señalaba como el “descubridor del nuevo mundo” y de haber “beneficiado a América mas que todos los conquistadores” llegó al pie del volcán Chimborazo junto a su inseparable amigo y colega Bonpland. “La naturaleza es una totalidad viva” fue uno de las tantas conclusiones a las que arribó Humboldt después de que su barómetro registrara que estaban a 5917 metros de altura, a casi 300 metros de la cima del Chimborazo.

Bolívar y Humboldt se conocieron en Paris en 1804, poco tiempo después del regreso del barón Humboldt de su viaje al nuevo mundo que cambiaría radicalmente ideas preconcebidas sobre esta enorme porción de la tierra. Este año se cumplen dos siglos de la aparición de la primera copia conocida de Mi delirio sobre el Chimborazo.

La aclamada Andrea Wulf autora del libro LA INVENCION DE LA NATUALEZA – EL NUEVO MUNDO DE ALEXANDER VON HUMBOLDT escribe en la parte III 1.2. Revoluciones y Naturaleza: Simón Bolívar y Humboldt que el «poema en prosa llamado «Mi delirio sobre el Chimborazo» fue su alegoría de la liberación de Latinoamérica». En otra parte de su libro señala «en su poema, Bolívar sigue los pasos de Humboldt. Mientras asciende al majestuoso Chimborazo, utiliza el volcán como imagen de su lucha para liberar las colonias españolas. Cuando sube todavía mas alto, deja atrás las huellas de Humboldt e imprime las suyas propias en la nieve. Entonces, mientras lucha para dar cada paso en una atmosfera en la que escasea el oxigeno, Bolívar tiene una visión del tiempo. Embargado por un delirio febril…Bolívar uso el Chimborazo para situar su vida en el contexto de Sudamérica…Como tantas veces, Bolívar recurrió al mundo natural para ilustrar sus ideas y sus creencias»

MI DELIRIO SOBRE EL CHIMBORAZO

Yo venía envuelto con un manto del Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al dios de las aguas. Había visitado las encantadas fuentes amazónicas, y quise subir al atalaya del universo. Busqué las huellas de la Condamine y Humboldt; seguílas audaz, nada me detuvo; llegué a la región glacial; el éter sofocaba mi aliento. Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que puso las manos de la eternidad sobre las sienes excelsas del dominador de los Andes.

Yo me dije: este manto del Iris que me ha servido de estandarte ha recorrido en mis manos regiones infernales, surcado los ríos y los mares y subido sobre los hombros de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marca de la libertad. Belona ha sido humillada por el resplandor del Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra?

Sí podré!  y arrebatado por la violencia de un espíritu desconocido para mí que me parecía divino, dejé atrás las huellas de Humboldt empañado los cristales eternos que circuyen el Chimborazo.

Llegó como impulsado por el genio que me animaba, y desfallezco al tocar con mi cabeza la copa del firmamento; tenía a mis pies los umbrales del abismo.

Un delirio febril embargaba mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior, era el Dios de Colombia que me poseía.

De repente se me presenta el tiempo. Bajo el semblante venerable de un viejo cargado con los despojos de las edades; ceñudo, inclinado, calvo, rizada la tez, una hoz en la mano…

«Yo soy el padre de los siglos; soy el arcano de la fama y del secreto; mi madre fue la eternidad; los límites de mi imperio los señala el infinito; no hay sepulcro para mí, porque soy más poderoso que la muerte; miro lo pasado; miro lo futuro, y por mi mano pasa lo presente.

¿Por qué te envaneces niño o viejo, hombre o héroe?

¿Crees que es algo vuestro universo?

¿Que levantaros sobre un átomo de la creación es elevaros?

¿Pensáis que los instantes que llamáis siglos pueden servir de medida a mis arcanos?

¿Imagináis que habéis visto la santa verdad?

¿Suponéis locamente que vuestras acciones tienen algún precio a mis ojos?

Todo es menos que un punto a la presencia de lo Infinito que es mi hermano».

Sobrecogido de un terror sagrado, «¿cómo ¡oh Tiempo! -respondí-, no ha de desvanecerse el mísero mortal que ha subido tan alto? He pasado a todos los hombres en fortuna porque me he elevado sobre la cabeza de todos. Yo domino la tierra con mis plantas; llego al Eterno con mis manos; siento las presiones infernales bullir bajo mis pasos; estoy mirando junto a mí rutilantes astros, los soles infinitos; mido sin asombro el espacio que encierra la materia; y en tu rostro leo la historia de lo pasado y los pensamientos del destino».

«Observa, me digo: aprende, conserva en tu mente lo que has visto, dibuja a los ojos de los semejantes el cuadro del universo físico, del universo moral; no escondas los secretos que el cielo te ha revelado; di la verdad a los hombres».

La fantasma desapareció.

Absorto, yerto, por decirlo así, quedé exánime largo tiempo, tendido sobre aquel inmenso diamante que me servía de lecho. En fin, la tremenda voz de Colombia me grita; resucito, me incorporo, abro con mis propias manos mis pesados párpados: vuelvo a ser hombre y escribo mi delirio.

Delirio sobre el Chimborazo de Tito Salas (1929)

En el marco del Programa Interinstitucional de Rutas e Itinerarios culturales Euro-Iberoamericanos, la sede de la OEI acogió una reunión de trabajo para avanzar en vías de colaboración en torno a las Rutas Humboldt-Bonpland y el Ecomuseo Paria.

La sede de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) acogió, el pasado 23 de diciembre, la reunión de trabajo de expertos para analizar posibles vías de colaboración en torno a las Rutas Humboldt-Bonpland y el Ecomuseo Paria.

Eladio Fernández Galiano, Asesor del Programa de Itinerarios del Consejo de Europa; Federico Soriano, Catedrático; Joaquín Ibañez, profesor Emérito de la Universidad Politécnica de Madrid del Grupo de Cooperación Red PHI; José Luis Figueroa, Coordinador del Ecomuseo Paria y Brigitte Hollegha del Estudio Holleha; Peter Korneffel, periodista, escritor e investigador especializado en la figura de Alexander von Humboldt, Ecuador e Islas Galápagos (desde Berlín); Natalia Armijos, directora general de Cultura de la OEI y Mónica García, del equipo de cultura de la OEI, participaron de la reunión realizada en el marco del Programa de Itinerarios Culturales del Consejo de Europa.

La nota de prensa completa se puede leer en: https://oei.int/oficinas/secretaria-general/noticias/la-oei-busca-vias-de-cooperacion-en-torno-al-patrimonio-cultural-y-natural

Humboldt y Bonpland en Cumaná…

Al amanecer del 16 de julio de 1799, una frondosa costa apareció extendida ante sus ojos. Cuando se aproximaron surgió el castillo de Cumaná, San Antonio, resplandeciendo blanco entre las palmeras. Toda la escena la enmarcaban las montañas que se elevaban entre la bruma matutina: » A las nueve de la mañana- apuntó Humboldt-, cuarenta y un días desde nuestra partida de La Coruña, echamos anclas en el puerto de Cumaná»… Humboldt diría mas tarde que siempre que pensaba en la América española, seria la imagen de Cumaná y sus alrededores lo que aparecería en su mente: ¡ Qué coloridas son las aves, los peces, incluso los cangrejos (azules celeste y amarillos)¡ No hacemos más que corretear de acá para allá como locos, y durante los tres primeros días no éramos capaces de identificar nada en absoluto: nos pasamos la vida desechando una cosa para poder recoger la siguiente. Bonpland me asegura que va a perder la razón si las maravillas no dejan de surgir pronto, { } Lo presiento, voy a ser muy feliz aquí.

Tomado del Libro ALEXANDER VON HUMBOLDT – EL ANHELO POR LO DESCONOCIDO de Maren Meinhardt, Turner, 2019, paginas, 165 – 167.

Foto: José Luis Figueroa Sánchez – 2016