Bolívar y Humboldt: 200 años después | Mi delirio sobre el Chimborazo.

El 22 de junio de 1802 Alexander Von Humboldt al que Simón Bolívar señalaba como el “descubridor del nuevo mundo” y de haber “beneficiado a América mas que todos los conquistadores” llegó al pie del volcán Chimborazo junto a su inseparable amigo y colega Bonpland. “La naturaleza es una totalidad viva” fue uno de las tantas conclusiones a las que arribó Humboldt después de que su barómetro registrara que estaban a 5917 metros de altura, a casi 300 metros de la cima del Chimborazo.

Bolívar y Humboldt se conocieron en Paris en 1804, poco tiempo después del regreso del barón Humboldt de su viaje al nuevo mundo que cambiaría radicalmente ideas preconcebidas sobre esta enorme porción de la tierra. Este año se cumplen dos siglos de la aparición de la primera copia conocida de Mi delirio sobre el Chimborazo.

La aclamada Andrea Wulf autora del libro LA INVENCION DE LA NATUALEZA – EL NUEVO MUNDO DE ALEXANDER VON HUMBOLDT escribe en la parte III 1.2. Revoluciones y Naturaleza: Simón Bolívar y Humboldt que el «poema en prosa llamado «Mi delirio sobre el Chimborazo» fue su alegoría de la liberación de Latinoamérica». En otra parte de su libro señala «en su poema, Bolívar sigue los pasos de Humboldt. Mientras asciende al majestuoso Chimborazo, utiliza el volcán como imagen de su lucha para liberar las colonias españolas. Cuando sube todavía mas alto, deja atrás las huellas de Humboldt e imprime las suyas propias en la nieve. Entonces, mientras lucha para dar cada paso en una atmosfera en la que escasea el oxigeno, Bolívar tiene una visión del tiempo. Embargado por un delirio febril…Bolívar uso el Chimborazo para situar su vida en el contexto de Sudamérica…Como tantas veces, Bolívar recurrió al mundo natural para ilustrar sus ideas y sus creencias»

MI DELIRIO SOBRE EL CHIMBORAZO

Yo venía envuelto con un manto del Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al dios de las aguas. Había visitado las encantadas fuentes amazónicas, y quise subir al atalaya del universo. Busqué las huellas de la Condamine y Humboldt; seguílas audaz, nada me detuvo; llegué a la región glacial; el éter sofocaba mi aliento. Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que puso las manos de la eternidad sobre las sienes excelsas del dominador de los Andes.

Yo me dije: este manto del Iris que me ha servido de estandarte ha recorrido en mis manos regiones infernales, surcado los ríos y los mares y subido sobre los hombros de los Andes; la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marca de la libertad. Belona ha sido humillada por el resplandor del Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra?

Sí podré!  y arrebatado por la violencia de un espíritu desconocido para mí que me parecía divino, dejé atrás las huellas de Humboldt empañado los cristales eternos que circuyen el Chimborazo.

Llegó como impulsado por el genio que me animaba, y desfallezco al tocar con mi cabeza la copa del firmamento; tenía a mis pies los umbrales del abismo.

Un delirio febril embargaba mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior, era el Dios de Colombia que me poseía.

De repente se me presenta el tiempo. Bajo el semblante venerable de un viejo cargado con los despojos de las edades; ceñudo, inclinado, calvo, rizada la tez, una hoz en la mano…

«Yo soy el padre de los siglos; soy el arcano de la fama y del secreto; mi madre fue la eternidad; los límites de mi imperio los señala el infinito; no hay sepulcro para mí, porque soy más poderoso que la muerte; miro lo pasado; miro lo futuro, y por mi mano pasa lo presente.

¿Por qué te envaneces niño o viejo, hombre o héroe?

¿Crees que es algo vuestro universo?

¿Que levantaros sobre un átomo de la creación es elevaros?

¿Pensáis que los instantes que llamáis siglos pueden servir de medida a mis arcanos?

¿Imagináis que habéis visto la santa verdad?

¿Suponéis locamente que vuestras acciones tienen algún precio a mis ojos?

Todo es menos que un punto a la presencia de lo Infinito que es mi hermano».

Sobrecogido de un terror sagrado, «¿cómo ¡oh Tiempo! -respondí-, no ha de desvanecerse el mísero mortal que ha subido tan alto? He pasado a todos los hombres en fortuna porque me he elevado sobre la cabeza de todos. Yo domino la tierra con mis plantas; llego al Eterno con mis manos; siento las presiones infernales bullir bajo mis pasos; estoy mirando junto a mí rutilantes astros, los soles infinitos; mido sin asombro el espacio que encierra la materia; y en tu rostro leo la historia de lo pasado y los pensamientos del destino».

«Observa, me digo: aprende, conserva en tu mente lo que has visto, dibuja a los ojos de los semejantes el cuadro del universo físico, del universo moral; no escondas los secretos que el cielo te ha revelado; di la verdad a los hombres».

La fantasma desapareció.

Absorto, yerto, por decirlo así, quedé exánime largo tiempo, tendido sobre aquel inmenso diamante que me servía de lecho. En fin, la tremenda voz de Colombia me grita; resucito, me incorporo, abro con mis propias manos mis pesados párpados: vuelvo a ser hombre y escribo mi delirio.

Delirio sobre el Chimborazo de Tito Salas (1929)

En el marco del Programa Interinstitucional de Rutas e Itinerarios culturales Euro-Iberoamericanos, la sede de la OEI acogió una reunión de trabajo para avanzar en vías de colaboración en torno a las Rutas Humboldt-Bonpland y el Ecomuseo Paria.

La sede de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) acogió, el pasado 23 de diciembre, la reunión de trabajo de expertos para analizar posibles vías de colaboración en torno a las Rutas Humboldt-Bonpland y el Ecomuseo Paria.

Eladio Fernández Galiano, Asesor del Programa de Itinerarios del Consejo de Europa; Federico Soriano, Catedrático; Joaquín Ibañez, profesor Emérito de la Universidad Politécnica de Madrid del Grupo de Cooperación Red PHI; José Luis Figueroa, Coordinador del Ecomuseo Paria y Brigitte Hollegha del Estudio Holleha; Peter Korneffel, periodista, escritor e investigador especializado en la figura de Alexander von Humboldt, Ecuador e Islas Galápagos (desde Berlín); Natalia Armijos, directora general de Cultura de la OEI y Mónica García, del equipo de cultura de la OEI, participaron de la reunión realizada en el marco del Programa de Itinerarios Culturales del Consejo de Europa.

La nota de prensa completa se puede leer en: https://oei.int/oficinas/secretaria-general/noticias/la-oei-busca-vias-de-cooperacion-en-torno-al-patrimonio-cultural-y-natural

Humboldt y Bonpland en Cumaná…

Al amanecer del 16 de julio de 1799, una frondosa costa apareció extendida ante sus ojos. Cuando se aproximaron surgió el castillo de Cumaná, San Antonio, resplandeciendo blanco entre las palmeras. Toda la escena la enmarcaban las montañas que se elevaban entre la bruma matutina: » A las nueve de la mañana- apuntó Humboldt-, cuarenta y un días desde nuestra partida de La Coruña, echamos anclas en el puerto de Cumaná»… Humboldt diría mas tarde que siempre que pensaba en la América española, seria la imagen de Cumaná y sus alrededores lo que aparecería en su mente: ¡ Qué coloridas son las aves, los peces, incluso los cangrejos (azules celeste y amarillos)¡ No hacemos más que corretear de acá para allá como locos, y durante los tres primeros días no éramos capaces de identificar nada en absoluto: nos pasamos la vida desechando una cosa para poder recoger la siguiente. Bonpland me asegura que va a perder la razón si las maravillas no dejan de surgir pronto, { } Lo presiento, voy a ser muy feliz aquí.

Tomado del Libro ALEXANDER VON HUMBOLDT – EL ANHELO POR LO DESCONOCIDO de Maren Meinhardt, Turner, 2019, paginas, 165 – 167.

Foto: José Luis Figueroa Sánchez – 2016

Humboldt y Bonpland en Cumaná…

El 16 de julio de 1799, cuarenta y un días después de salir de La Coruña, apareció en el horizonte la costa de Nueva Andalucía, hoy parte de Venezuela. Su primera vista del Nuevo Mundo fue una voluptuosa franja verde de palmeras y plataneros que bordeaba la orilla, detrás de la cual Humboldt vislumbraba altas montañas cuyas cumbres lejanas asomaban a través de las nubes. A kilometro y medio hacia el interior estaba Cumaná, una ciudad fundada por los españoles en 1523 y casi destruida por un terremoto en 1797, dos años antes de la expedición. Cumaná seria su hogar durante los meses siguientes. El cielo era de un azul perfecto y no había una brizna de bruma. El calor era intenso y la luz, deslumbrante. En cuanto Humboldt bajo del barco , introdujo su termómetro en la blanca arena: 37,7 ªC, anotó en el cuaderno. Cumaná era la capital de Nueva Andalucía, una provincia en la capitanía general de Venezuela…Tomado del Libro LA INVENCION DE LA NATURALEZA – EL NUEVO MUNDO DE ALEXANDER VON HUMBOLDT de Andrea Wulf, Taurus, 2016, pagina 73.

Foto: José Luis Figueroa Sánchez – 2016

Declaración de Izmir | La Cultura define el futuro de la Humanidad

• La cultura es libertad. Las políticas culturales y educativas deben estar mejor conectadas para apoyar la adquisición de competencias, habilidades y conocimientos culturales. La participación en la vida cultural es un derecho. La cultura no puede servir como instrumento de adoctrinamiento ideológico o control político, sino que debe ser el espacio por excelencia de la libertad, el pensamiento crítico e incluso la disidencia. Declaración de Izmir – 9 -11 septiembre 2021 | La Cultura define el futuro de la Humanidad.

El XVII Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) rendirá un especial reconocimiento al profesor Víctor Guedez: Gestor Cultural, Educador, Critico de Arte y Consultor de Empresas.

«Uno tiene que hacer todo lo que pueda con lo poco que tiene»

Victor Guedez

El viernes, 5 de noviembre en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural en el marco de los 20 años del Programa de Formacion Continua en Gestión de la Cultura y el Patrimonio y el inicio de la XVII edición del Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) cuyo tema central de estudio en esta oportunidad es Arquitectura, Cultura y Sostenibilidad: Ecomuseo de Paria rendiremos un merecido y especial reconocimiento al profesor Víctor Guedez.

Víctor Guedez es un profesional multifacético y comprometido con el quehacer cultural venezolano por más de 50 años en donde destaca su participación en los programas del Centro Latinoamericano y del Caribe de Desarrollo Cultural (CLACDEC) y siendo miembro de la junta directiva de importantes instituciones culturales de Venezuela como la Fundación Bigott, la Galería de Arte Nacional (GAN), el Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber (MACSI), el Museo de Bellas Artes, entre otras.

Su andadura en diferentes proyectos de educación superior como profesor de los postgrados de Tecnología Educativa, Educación Superior y Museología de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en la Especialización en Gerencia Cultural de la Universidad Simón Rodríguez (USR) y sus labores docentes en la UNIMET y en la Universidad Simón Bolívar (USB), así como sus diez años como coordinador del módulo de Ética en los Negocios del Master de Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad de Barcelona (España) demuestran fehacientemente su compromiso con el saber y el conocimiento.

Con el Programa de Formacion Continua en Gestión de la Cultura y el Patrimonio que arriba a sus 20 años este 2021, el profesor Víctor Guedez ha tenido una importante colaboración destacándose con sus aportes en las I Jornadas Internacionales sobre Gestión y Políticas Culturales para la Cooperación al Desarrollo, En el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en julio del 2018, en el III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela: La Gestión Cultural y los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el XVI Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural: El Gestor Cultural y la Agenda 2030, en mayo del 2019, programas todos realizados en Caracas – Venezuela.

Víctor Guedez es autor de más de 20 libros dedicados a la Educación, la Gerencia Cultural, las Artes Visuales y otras áreas del pensamiento humano. Su libro Gerencia, Cultura y Educación del Fondo Editorial Tropykos (1995) marcó un antes y después en la formación de los gestores culturales venezolanos. Su último libro publicado Liderar, Emprender Y Gerenciar La Crisis (El modelo LEG y el liderazgo tridimensional) habla de su pasión por este campo en donde se ha destacado como Consultor en Ética y Responsabilidad Social Empresarial (RSE), siendo consultor académico de la Red de Universidades Iberoamericanas por la RSE del PNUD. Actualmente es director externo del comité de las comunicaciones responsables de Empresas Polar, asesor del comité de Alianza Social de Venamcham, entre otras importantes organizaciones empresariales.

En el 2017 iniciamos con la mayor de las ilusiones reconocer en cada nueva edición del Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural, la acción cultural profesional de gestoras y gestores culturales de Venezuela. En el marco del XIV CAIGC celebrado en la Universidad Corporativa Sigo (UCS) en la isla de Margarita, la Gestora Cultural y Artista Visual Diana López fue merecedora de esta premiación. En el 2018 en el XV CAIGC, en un emotivo acto realizado en la Casa del Lector de Matadero Madrid Centro de Creación Contemporánea, el Gestor Cultural, Editor y Escritor Antonio López Ortega, recibió de manos de la poeta venezolana Cristina Falcón Maldonado una muestra de arte que expresaba el profundo respeto y admiración de los hacedores de cultura.

En la Hacienda La Trinidad Parque Cultural, equipamiento cultural puntero en la gestión de las artes y la cultura de Venezuela, será el escenario más apropiado para expresar nuestro mayor afecto y agradecimiento por la dedicación y aportes del profesor Víctor Guedez a la gerencia cultural. Para los gestores culturales venezolanos y particularmente para el Programa de Formacion Continua en Gestión de la Cultura y el Patrimonio – XVII Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) es un altísimo honor y privilegio reconocer a nuestro colega Víctor Guedez.

El Proyecto Catch Up: Un complemento nutricional

El  Proyecto Catch Up: un complemento nutricional con productos naturales autóctonos destinado a recuperar niños desnutridos bajo el enfoque sostenible; surge  en la búsqueda de soluciones a una difícil situación nutricional y alimentaria en Venezuela. acentuada por la pandemia COVID-19 Venezuela ya vivía una situación de hambre antes de la pandemia y ahora cuando el mundo ha cambiado la situación nutricional en nuestro país se ha deteriorado aún mas, existe un  retraso de crecimiento y desarrollo de los niños;  ellos sufren enfermedades propias de la malnutrición y a factores de riesgo asociados, dichas enfermedades tienen tendencia intergeneracional y compromete la salud de futuras generaciones de venezolanos. En este contexto traemos el proyecto Catch Up para rescatar a nuestros niños. Somos un grupo de profesionales calificados, guiados por valores y hemos decido abordar el problema seriamente con un enfoque multidimensional y multifactorial para disminuir la desnutrición. No somos super héroes pero si profesionales con arraigo que creemos en el potencial de Venezuela, su tierra fértil y el valor nutricional de sus productos agrícolas . Hemos tomado el cacao y frutos secos, con esto hemos creado un complemento nutricional en forma de untable que contiene macro y micronutrientes, vitaminas y minerales, sabroso y fácil de consumir que llevaremos a niños de 2 a 15 años con desnutrición  de leve a moderada o con riesgo de desnutrición en poblaciones vulnerables, distantes y rurales como parte de la ayuda humanitaria para disminuir éste problema en nuestro país. Decidimos desafiar la realidad y lo haremos mediante estas actividades para lograr con éxito nuestros objetivos:
1.- Apoyo a los pequeños productores agrícolas de nuestra materia prima en Venezuela teniendo en cuenta tres elementos: preocupación medio ambiental, enfoque ecológico y preocupación social;2.- Contratar especialistas y mano de obra calificada en Venezuela;3.- Concientizar sobre la realidad nutricional y el beneficio del consumo de los alimentos autóctonos;4.- Trabajar de la mano para llevar el producto a los mas necesitados, construyendo un canal de distribución que se potencia con educación en higiene, salud, nutrición y psicosocial a las comunidades vulnerables, brindando información para concientizar; 5.-Construir una opción viable para el gobierno, ONG y organismos nacionales e internacionales para aportar soluciones en el área nutricional.6.- Realizar la operación misma con recursos humanos venezolanos,  dando visibilidad a los aliados.7.-Dar Un Aporte al país: creamos fuente de empleo para el rescate de los niños desnutridos. En fin en  el proyecto Catch Up  Impactamos comunidades y hacemos posible un país diferente además cumplimos los objetivos de desarrollo sostenible, sobre todo en número 2: cero hambre.
#ProyectoCatchUp #ComplementoNutricional#Cacao #FrutosSecos #Desnutrición #Untable #Venezuela #Covid-19 #Venezuela #ProductosAgrícolas #Vitaminas #Minerales #Proteínas#EmpleoVenezolano #Educación #Higiene #Salud #Nutrición #Psicosocial #Agroecología

PROYECTO CATCHUP