Pepita de chirel, Pimienta de las indias | Magaly Burguera, 2002.

(…). Presumiendo la mala sangre caribe que
Dominga llevaba por dentro y viendo que
conservaba su talante altanero, todos esperaban
verla dar aullidos demoníacos, zafarse de los
guardias y abalanzarse como una fiera sobre el
Corregidor, tumbarlo a patadas, sacarle los ojos y
comérselos. Pero al revés de lo que daban por hecho,
la india se dejó conducir mansamente a la mitad de
la plaza sin poner resistencia. El corregidor pidió
la ayuda al Teniente para apartar la espesa masa
de cabello, debajo de la cual ella trataba de
esconder la cara. La amarraron al botalón y el
ayudante desgarró de un tirón el llamativo traje
estilo pescado, exponiendo su piel dos o tres tonos
más amarilla que la de las otras indias.
(…)
Don Francisco se alejó un tanto para contemplar a
distancia la gloriosa estampa de cuerpo entero,
caminó de regreso e introdujo la nariz entre los
muslos sudorosos de la india. Aspiró profundamente
y rió complacido:

  • Chirel puro- dijo, y dio la orden de que comenzaran
    los manotazos, y animó a la muchedumbre a corear:
    Uno, dos, tres- hasta contar cuarenta.

Te pienso en el puerto | Elisa Arráiz Lucca , 2004. Alga Grupo Editorial.

Agustín llega a Venezuela para trabajar con su tío Santos Morandi en el cultivo y exportación de cacao. Se instala en el puerto de Carúpano junto con su esposa Felicité. Vienen de la isla de Córcega. Pronto se adapta a su trabajo, al clima del lugar y tiene su primer hijo. Aunque Agustín está contento en América, su esposa pasa los días muy triste, encerrada en su casa porque no habla español y no soporta el calor del trópico; para acompañarla, Agustin contrata a Aimee, quien también es francesa. Como Felicité no se recupera, la esposa del tío Santos, Teresa, se la lleva a pasar una temporada a la misión indígena de Cumanacoa. Mientras, Aimee se ocupa del hijo y también de Agustin, con quien vive un intenso romance que no se termina a la vuelta de Felicité, sino entra en una rutina suave y complaciente que satisface necesidades de los tres. Este es sólo el comienzo de una historia que recorre tres generaciones de corsos que llegaron a Carúpano durante el siglo XIX, combinaron el cultivo del cacao con su exportación a Europa, renovaron un puerto donde ni siquiera atracaban barcos extranjeros, construyeron acueductos, el tranvía y el cable para comunicarse con Francia. Formaron familias extensas con las criollas, se involucraron en la política y participaron en las guerras; durante la paz hicieron grandes fortunas.

Día Internacional de los Museos 2020

El objetivo del Día Internacional de los Museos (DIM) es concienciar sobre la importancia de los museos como medio para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas, así como para el desarrollo de la comprensión mutua, de la colaboración y de la paz entre los pueblos. Organizados cada 18 de mayo o alrededor de esa fecha desde hace más de 40 años, los eventos y actividades planeados para celebrar el DIM pueden durar un día, un fin de semana o incluso toda la semana.

Cada año, ICOM elige para el Día Internacional de los Museos un tema que se sitúa en el centro de las preocupaciones de la sociedad.

Con el tema Museos por la igualdad: diversidad e inclusión, el Día Internacional de los Museos 2020 tiene como objetivo convertirse en un punto de encuentro para celebrar la diversidad de perspectivas que conforman las comunidades y el personal de los museos, así como promover herramientas para identificar y superar los prejuicios en lo que los museos muestran y en las historias que cuentan.

El potencial de los museos para crear experiencias significativas para personas de todos los orígenes es una parte fundamental de su valor social. Como agentes de cambio e instituciones confiables, no hay tiempo como el presente para que los museos demuestren su relevancia al participar constructivamente en las realidades políticas, sociales y culturales de la sociedad moderna.

El Ecomuseo de Paria en el Día Nacional del Artista Plástico

Desde 1983 cada 10 de mayo se celebra en Venezuela el Día Nacional del Artista Plástico, una fecha que conmemora, el natalicio de Armando Reverón, precursor del Arte Povera y uno de los más importantes artistas del siglo XX en América Latina. El Ecomuseo de Paria en el marco de este día ofrece un cálido homenaje al artista plástico venezolano Miguel Viloria quien vive actualmente en la ciudad de Trujillo, presentando una serie de dibujos de su ultimo trabajo creativo llamado Mis Juglares.

Miguel Viloria (PIA) es un pintor y dibujante de formación autodidacta. Promotor de diversos proyectos de promoción cultural muy especialmente en el área del cine y las artes plásticas. Ha realizado varias exposiciones individuales y colectivas en salones de Venezuela. Su exposición Calavernario. A las orillas del poema se exhibió en el Centro de Arte Contemporáneo de Cuenca (España) del 15 de noviembre 2014 al 18 enero 2015 y entre los años 2018-2019 se presento en varias salas como el Espacio Cultural La Capilla en Arguedas (Navarra), Las Cuevas de Hércules de Toledo (Castilla la Mancha), Centro Cultural Convent dels Angels en Barcelona (Catalunya), entre otros espacios expositivos.

Dentro de sus exposiciones individuales destacan: Camaleones y otras especies (Galeria la Otra Banda, Mérida, 1975), Del Gesto y la imagen (Museo Salvador Valero, Trujillo, 1986), Indagaciones del paisaje (Museo Trapiche, Los Clavo, Boconó, 2010). Ha participado en muchas exposiciones colectivas, contándose entre las primeras: Pinturas homenaje a los héroes de la Revolución Cubana (Ateneo de Trujillo, 1973), Subasta de solidaridad con los presos políticos (Galería Viva México, Caracas, 1975).

En relación a su ultimo trabajo Mis Juglares, PIA, nos comenta «este proyecto surgió con el propósito de acompañarnos virtualmente durante el tiempo de cuarentena, abriendo una suerte de ventana, recreando (o reinventando) la figura del juglar, el trovador que mostraba su arte – cantaba, recitaba, hacia acrobacias y malabarismos- en la plaza pública donde se presentaba y que hoy con esta situación de confinamiento y aislamiento social por la pandemia del coronavirus que azota el planeta, no tiene calle…se trata entonces de recrearlos en ese espacio de confinamiento que es la casa, de aislamiento, de protección, sumando voluntad para la reflexión desde ese otro lugar posible que es el arte, del que somos devotos y al que recurrimos…los juglares tocan sus instrumentos hasta conformar no una sino muchas músicas distintas pero sin disonancia ninguna, tocarán sus metales, cuerdas y maderas para «hacer solaz a si mismos o por dar placer a sus amigos»

Paria. Patrimonio, Territorio y Comunidad

La exposición Paria. Patrimonio, Territorio y Comunidad recoge fotografías tomadas entre los años 2015 y 2017 como parte de un registro visual de algunas actividades y eventos realizados en el territorio del Ecomuseo de Paria, en donde se destacan los rostros, miradas y expresiones de trabajo de su comunidad y por supuesto su diverso y rico patrimonio natural y cultural.

Las fotografías que se presentan no responden a ningún ideal estético y jamás fueron concebidas para exponerse en galerías o salas de exposiciones. Solo intentan representar en este momento excepcional que atraviesa el planeta tierra, una serie de imágenes de un territorio desconocido y ausente de toda política social, económica y cultural que desee su bienestar colectivo, pese a ello su gente siempre trabaja incansablemente, mirando y re-descubriendo nuevos y cambiantes escenarios para su porvenir.

Dos situaciones para entender el propósito de esta exposición, la primera, que estamos cerca de celebrar el Día Internacional de los Museos 2020 con una realidad que impide por los momentos visitar los museos tal como se hacía hace apenas unos meses atrás. Vale destacar que para un Ecomuseo la colección y sus grandes «obras» no son más que su patrimonio cultural y natural y por ello se muestra sin pretensiones técnicas ni con ningún artefacto ni artificio museográfico conocido. Solo fotografías de Paria y nada más.

La otra situación es que la exposición esta enmarcada en un tiempo de ocio que se aprovecha para mostrar imágenes tomadas con el deseo expreso en su momento de registrar visitas de profesionales y amigos colaboradores con el proyecto del Ecomuseo de Paria, itinerarios turísticos culturales, junto a eventos realizados en el territorio que ocupa el proyecto del Ecomuseo de Paria como la Exposición fotográfica Sabores de China, el I Simposio de Patrimonio Industrial: Cacao, Ron y Petroleo y la edición XIII del Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural.

Esta galería fotográfica es en esencia un reconocimiento a la gente de Paria que por encima de toda expresión y goce estético son quienes hacen y llevan a cabo las ideas en medio de todas las circunstancias adversas que se presentan actualmente y los retos del futuro incierto y cargado de la mayor incertidumbre que se hubiese podido imaginar la humanidad por los menos en lo que va de siglo XXI. Pero no dudo que como nunca antes, Paria y su gente, seguirá sorprendiendo y emocionando. El proyecto Ecomuseo de Paria continua y se reinventa con el paso del tiempo, es cuestión de adaptarse, sobreponerse e imponerse con humildad, dignidad y la mayor solidaridad posible para alcanzar los propósitos y lograr las metas establecidas.

Formación de los Gestores Culturales en Venezuela

José Luis Figueroa Sánchez

Resumen

En este trabajo se presenta el desarrollo de la formación en Gestión Cultural en Venezuela. A mitad de la década del 70 del siglo XX el Centro Latinoamericano y del Caribe para el Desarrollo Cultural (CLACDEC) ubicado en Caracas, capital de la república  de Venezuela, inició la formación en Gestión Cultural al ofrecer a profesionales de la cultura y a creadores de diversas disciplinas artísticas la oportunidad de formarse en lo que en ese momento se conocía como capacitación para  la Administración Cultural. El CLACDEC fue una importante institución de formación continua de administradores culturales de América Latina. La formación en Gestión Cultural en Venezuela tiene su punto de inflexión en 1992, con la organización del Curso de Gestión Cultural por parte de la Fundación Polar, institución sin fines de lucro, que pertenece al conglomerado industrial que se conoce en el país como Empresas Polar.  A principios del siglo  XXI, en el 2002, se inicia un programa de formación continua en Gestión Cultural que se titula Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) y que se ha mantenido hasta el 2018, con 15 ediciones realizadas hasta la actualidad. En paralelo y bajo la misma dirección del CAIGC, se ejecutan 3 cohortes del Diplomado en Gestión de la Cultura y el Patrimonio (Programa de Perfeccionamiento) bajo el aval académico del Consejo de Postgrado del Núcleo de Sucre de la Universidad de Oriente (UDO).  En el año 2006, la Universidad Simón Rodríguez (USR) inicia una Especialización en Gerencia Cultural que es autorizado por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) y publicado en Gaceta Oficial # 39.442 de fecha 09 de junio de 2010. Ese mismo año en la Universidad Central de Venezuela (UCV) cuya Ciudad Universitaria de Caracas es Patrimonio Mundial (UNESCO, 2000) se aprueba el Programa de Postgrado “Maestría en Gestión y Políticas Culturales” por el Consejo Consultivo Nacional de Postgrado y elevado a consideración del CNU en fecha 11/03/2010 y publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela # 39.487. La primera cohorte de la Maestría en Gestión y Políticas Culturales inició sus actividades en el mes de septiembre de 2010 para el período 2010-2011.

Palabras clave

Cultura Venezuela, gestión cultural, educación patrimonial, desarrollo cultural, formación continua

III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela| Caracas, 29 y 30 abril 2019

En el marco del III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela se presento la conferencia: El compromiso de la Cultura con la Agenda 2030 a cargo de José Luis Figueroa Sánchez | Director del Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) y del III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela

Conferencia del Ing. José Luis Figueroa Sánchez
Gestores Culturales participantes en el III Encuentro

III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela | Caracas, 29 y 30 abril 2019

En el marco del III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela se realizo la Mesa de debate Instituciones Culturales: Alianzas y Acciones en torno a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta mesa fue coordinada por el escritor Ricardo Ramírez Requena, Director de la Fundación La Poeteca. Participaron en la mesa de debate con sendas presentaciones Silvia Fuentes, Coordinadora General de la Hacienda la Trinidad Parque Cultural, Karina Zavarce, Gerente General de la Fundación Bigott, Iraida Lovera, Gerente de Programación de la Fundación Cultural Chacao, Mabel Calderín, Directora del Centro Cultural Padre Carlos Guillermo Plaza y de la Biblioteca de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Liliana Sierraalta, Cooordinadora General del Centro Venezolano Americano (CVA)

III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela | Caracas, 29 y 30 abril 2019

En el marco del III Encuentro de Gestores Culturales de Venezuela se presento la conferencia : El Gestor Cultural y su importancia en la movilización del sector cultural en torno a la agenda 2030 y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a cargo del profesor Carlos Guzmán Cárdenas | Coordinador de la Maestría en Gestión y Políticas Culturales de la Universidad Central de Venezuela (UCV)