Un 16 de julio de 1799 Humboldt y Bonpland llegaron al fondeadero frente a la desembocadura del rio Manzanares. En su libro Del Orinoco al Amazonas. Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente, Alejandro de Humboldt escribe » El Manzanares lleva aguas muy límpidas…las riberas del Manzanares son muy atrayentes, y les dan sombra mimosa, erythrinas, ceibas y otros árboles gigantescos. Un rio cuya temperatura baja a 22 · C en la época de las crecidas, mientras el termómetro sigue marcando en el aire de 30 a 35 C, es una bendición inestimable en un pais en que durante todo el año reina un calor horrible…» 223 años después recojo estas imágenes de la desembocadura del rio Manzanares en el Mar Caribe y en su recorrido al lado del Parque Ayacucho de la ciudad de Cumaná.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hacia el XIX Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural (CAIGC) | Julio 2023. En el marco de los 250 años del natalicio de Aimé Bonpland.