Humboldt y Bonpland en Cumaná…

El 16 de julio de 1799, cuarenta y un días después de salir de La Coruña, apareció en el horizonte la costa de Nueva Andalucía, hoy parte de Venezuela. Su primera vista del Nuevo Mundo fue una voluptuosa franja verde de palmeras y plataneros que bordeaba la orilla, detrás de la cual Humboldt vislumbraba altas montañas cuyas cumbres lejanas asomaban a través de las nubes. A kilometro y medio hacia el interior estaba Cumaná, una ciudad fundada por los españoles en 1523 y casi destruida por un terremoto en 1797, dos años antes de la expedición. Cumaná seria su hogar durante los meses siguientes. El cielo era de un azul perfecto y no había una brizna de bruma. El calor era intenso y la luz, deslumbrante. En cuanto Humboldt bajo del barco , introdujo su termómetro en la blanca arena: 37,7 ªC, anotó en el cuaderno. Cumaná era la capital de Nueva Andalucía, una provincia en la capitanía general de Venezuela…Tomado del Libro LA INVENCION DE LA NATURALEZA – EL NUEVO MUNDO DE ALEXANDER VON HUMBOLDT de Andrea Wulf, Taurus, 2016, pagina 73.

Foto: José Luis Figueroa Sánchez – 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *